Comparativa de un equipo gamer de 2010 y uno de 2015

equipo gamer

Muchos creen que un equipo gamer de hace unos años todavía puede enfrentar sin problemas los retos que suponen los juegos más actuales y exigentes, pero es cierto sólo hasta cierto punto, ya que si aspiramos a resoluciones 4K y niveles altos de calidad necesitamos apostar por una configuración nueva.

En este vídeo podemos ver una comparativa de rendimiento entre equipos gamer de 2010 y 2015 en diferentes pruebas, incluido el popular juego GTA V, la última entrega de la franquicia de Rockstar, y los resultados son claros.

Con el equipo de 2010 no conseguimos una tasa de fotogramas aceptable en la prueba de GTA V, ni tampoco resultados favorables en las restantes pruebas de sintéticas de rendimiento.

Entre las especificaciones clave debemos destacar que el equipo de 2010 monta un Core i5 de segunda generación, 8 GB de RAM y una GTX 580 sobre una placa base GIGABYTE G1 Sniper, mientras que el equipo de 2015 cuenta con un Core i5 de sexta generación, 8 GB de memoria RAM y una GTX 980 TI, montados en una placa GIGABYTE Z170X-Gaming G1.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir Arriba ↑